El homless y Mike

La historia comienza en el 2008 justo antes de la recesión, con el personaje principal a quien llamaremos Mike“. Es una persona muy trabajadora, especializado en sistemas y escritor en sus ratos libres, era un ganador, todo lo que se proponía lo lograba, siempre poníempeño en lograr sus metas, ayudaba a su familia con todos sus recursos, en realidad es de las pocas personas a quién se le puede llamar un buen tipo.

Por otro lado está nuestro segundo personaje , un desconocido al que llamaremos el “homless” por obvias razones, era un trotamundos, no le importaba nada que le trajera estrés y sus noches las pasaba donde el viento lo llevaba, él era“libre”, depende de los ojos con que se mire, pero él guardaba un gran secreto, siempre con su teléfono en la mano, adicto a los smartphones, aún que solo lo sacaba cuando estaba solo, cosa que lo hacia socializar menos con otras personas.

Un día 17 de agosto Mike recibió la peor noticia del mundo. La compañía en la que trabajó por muchos años, tenía que cerrar y fue despedido sin más. No solo era strabajo, era su vida, su pasión. Sin embargo pese a la noticia se sintió confiado, ya que con su experiencia y talento podría conseguir otro trabajo fácilmente. Al menos eso pensaba.

Pasaron los días, las semanas, y se fueron acumulando los meses y no podía encontrar trabajo estable

Con lo poco que trabajaba apenas y podía alimentarse pero las cuentas se iban acumulando cada vez más y al cabo de unos meses perdió la casa, sus amigos y asta su familia. Ya sin hogar, sin trabajo, no tenía nada más que el cielo como techo y una roca como almohada.

Decepcionado y resignado a su suerte comenzó a vivir en la calle.

Pasaron nueve años. En los cuales vivió de limosnas, comía de la basura y su hogar era una tienda de campaña.

Un día Mike se encontraba acampando en la Playa de Venice beach.

Cuando nuestro amigo “el homless” tocó a su puerta pidiendo si le rentaba un espacio cerca de su tienda porque era nuevo en el lugar y no quería incomodar a nadie.

Mike se levantó,  le dio la bienvenida y le dijo claro, no tienes que pedirme permiso.

El homless” saco un par de billetes y se los dio, pero Mike no quiso aceptarlos, el sabía que podría ser lo único que tenía, pero el insistió.

Luego acordaron que podrían usarlo para comida y algunas bebidas y disfrutarlas juntos, ambos estuvieron de acuerdo que esa era una buena idea.

Ya habían pasado un par de horas y entre comida, cerveza y pláticas Mike le preguntó al “homless”.

-¿Como había llegado hasta ahí?  

Me trajo el 720.

Respondió haciendo alusión a la ruta del transporte público que hacía  desde Unión station hasta la playa de Santa Mónica en California.

-No! Me refiero a, ¿cómo llegaste a ser homless?

Preguntó Mike.

-Supongo que me gusta más estar sin estrés, ese que trae tantas obligaciones.

-¿Quieres decir que te gusta estar sin un techo donde vivir, sin una cama suave donde dormir,  te gusta esta vida?

Supongo que si!

-¡No mi amigo! Yo no encuentro el momento de salir de aquí, pero no veo para cuándo.

-¿Tienes mucho tiempo viviendo en la calle?

-¡Nueve años! Soy ingeniero en sistemas,me despidieron en la recesión y ya no pude encontrar otro trabajo.

-¡Eso sí está maldito! También pasé momentos así en mi vida, por eso renuncié.

-Yo también renuncié a la esperanza, pero la verdad deseo que mi vida vuelva a ser como antes.

-Mira.

Dijo el homless sacando su Iphone de su chamarra vieja y mal olienta, abrió el estuche con el que cubría su teléfono y sacó  una tarjeta, se la dio y continuó.

– vé a este lugar, entrégales la tarjeta y diles que ésta persona te mandó.

Mike se sorprendió y le preguntó incrédulo.

-¿Eres tú este tipo?

Señalando la tarjeta

No, Pero  lo conozco! y me dió su tarjeta en caso que conociera a un ingeniero en sistemas , es un buen tipo, te va atender bien. Por el vestuario nte preocupes , lo único que tieneque ir mañana a las nueve de la mañana porque es la única hora que te atenderá.

-Esto es increíble, ¿Estás bromeando, verdad?

-¡Nop,  Creo que es la oportunidad que esperabas!

-¡Muchas gracias !

Replicó Mike con duda en sus ojos.

Pasó la noche soñando despierto con las posibilidades, pensando de todo, desde, que si su nuevo compañero estaba loco y solo se estaba burlando de él, o al igual que si estaba diciendo la verdad y conocía al dueño de la tarjeta y su sueño podría hacerse realidad.

Aún dudaba si ir o no al lugar.

Al mismo tiempo en otro lugar suena el Iphone de un ejecutivo,

sacó el teléfono de su traje y al parecer era alguien muy importante, podía deducirse por su expresión al ver quien le estaba marcando y contestó rápidamente.

-¡Si señor!

Contestó al mismo tiempo que estaba atento a lo que el jefe le decía.

-¡Claro señor! De nueve a once de la mañana yo lo espero.

¡Si señor! Yo lo atenderé y haré lo que indica.

Colgó la llamada y llamó a su secretaria para hacer los preparativos de lo que su jefe le había pedido.

Al día siguiente Mike se levantó y fue a buscar a su nuevo amigo, pero ya no estaba.

Dejó sus dudas a un lado y se fue.

Eran las ocho de la mañana en punto y el ya estaba en las oficinas que decía la tarjeta, con algo de vergüenza por su aspecto entró y al ver a una hermosa secretaria por poco desiste y se marcha, pero la secretaria logró verlo y le preguntó.

-¿Puedo ayudarlo?

-¡Si! Venía por el trabajo de ingeniero en sistemas.

La secretaria le dijo que no sabía que estuvieran buscando un ingeniero en estos momentos.

Pero Mike ya sentia la adrenalina del momento y le dijo que conocía al dueño de la tarjeta, así como “el homless” le dijo.

 Sacó la tarjeta y se la dio a la secretaria que al verla se sorprendió y le dijo que esperara un minuto, enseguida hizo una llamada telefónica y recibió indicaciones de dejarlo pasar.

Mike subió por el elevador al séptimo piso, Había una enorme oficina y una secretaria a la entrada, quien lo atendió muy bien.

-¡Es un placer! Mi nombre es Madeline y tengo entendido que viene por el trabajo de ingeniero en sistemas.

-¡Si!

Contestó Mike algo intimidado por la situación, no olvidaba que estaba mal oliente y sucio , sus ropas eran muy viejas y su último baño había sido hace mucho. Madeline lo había notado y le dijo.

-No quiero ofenderlo señor pero se que puede ser un poco incómodo venir a una cita de trabajo en esas condiciones, si gusta puede darse un baño en la oficina y hay un traje que le quedará perfecto.

Mike estaba atónito de lo que escuchaba y no podía creerlo, no podía decir nada más que balbuceos inteligibles.

-¡No se preocupe !                 

Dijo Madeline,

-El licenciado aún no llega, le dará unos treinta minutos, eso  sí,  tiene que esperarlo afuera, así que ¡apresúrese!

Le dijo con una sonrisa y giñando un ojo.

Mike no podía creerlo, pero ya que tenía la oportunidad se aseó y tuvo tiempo de un café que le ofreció la hermosa secretaria.

Unos minutos más tarde llegó el licenciado y ambos pasaron a la oficina para la entrevista.

Una hora más tarde “el homless recibe una llamada.

-¡Bueno!

Respondió.

-¡Está listo señor! Comienza mañana y le dimos lo que usted ordenó, estaba muy feliz y no paraba de llorar. Me confesó que en realidad no lo conoció señor,  dijo que la tarjeta se la dió un homlessanoche.

Señor! Está bien?     

-¡Si, estoy bien!

Y colgó su Iphone y continuó con su vida nómada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s