Tierna infancia

Ahí estaba en la estación.

Por su corta edad aún no comprendía lo que estaba pasando.

Se despidió de él y lo vio abordar el tren.

Quien iba a saber lo que el pensaba.

Todos a su alrededor tenían los ojos aguados,

 

Peleando con sus lágrimas, con un nudo en la garganta.

Cómo quien trata de ocultar su tristeza.

Vivian el momento, sufrían con él.

Pero todos sabían quien iba a sufrir más su ausencia.

 

Tierna criatura, no mereces sufrir por las decisiones de los adultos.

Y se fué, lo vio partir. Creyó que lo volvería a ver

Al llegar la noche.

Así, como siempre.

Pero su vida jamás volvió a ser igual.

Y nunca volvió a ver sus ojos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s