La primera vez

Recuerdo que la primera vez que caminé, fue  algo extraordinario.

A los pocos días me divertía tan solo con andar corriendo tratando de escapar de mis padres al hacer alguna travesura.

Cuando aprendí a hablar debo confesar que es uno de esos recuerdos a la que mi memoria no se aferró tanto como hubiera deseado, sin embargo años después cuando fui a otro país para aprender un idioma extranjero, recuerdo lo increíble que se sentía cuando por primera vez comprendía lo que alguien estaba diciéndome en ese idioma, el aprendizaje fue gradual pero estar consciente de que podía comprender fue como abrir una puerta en mi cabeza que me llevaba a un lugar inimaginable, mi mundo se habría ante tantas posibilidades.

La primera vez que disfruté un acto de magia fue algo tan increíble que mi cabeza dio vueltas tratando de descifrar lo que había pasado frente a mis ojos.

La vez que probé la pizza por primera vez afirmé que era lo más delicioso que había sobre la faz de la tierra.

La ocasión que escuché esa canción por primera vez mi sentido auditivo me hizo volar a otro universo.

Nada de esto se compara con la primera vez que te ví.

La primera vez que escuché la dulce melodía de tu voz.

Nada de lo anterior se compara a la primera vez que te escuché decir que me amas.

La primera vez que toque tu hermosa y delicada piel con la punta de mis dedos, que temblaban al ritmo salvaje de tu corazón.

Cada día es como aquella primera vez, todos los días vivo mi primer amor.

 Te amo chiquitita!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s