Fantasía peligrosa

La primera vez que pasó, me pareció gracioso.

Estaba en mi silla frente al monitor de la computadora, una iMac del año 97 que aunque estaba vieja aún servía para hacer la tarea. Acomodada en un escritorio lleno de papeles y plumas que no usaba más que una o dos veces al año.

Estaba meditando  en ello y me sonreía a mí mismo, luego fue una risa más animada asta llegar a una carcajada que se prolongó por algunos minutos. 

Por suerte estaba sólo y no me tenía que preocupar por las burlas que esto podría causar.

Pero ¿Por qué?

¿ Que pasaba por mi cabeza en ese momento?

Déjame te explico;

Es algo confuso pero deja y trato de ser lo más claro posible.

Tenía la sensación de haber estado discutiendo con Susana, la dueña de la casa donde vivía.

Momentos después estaba sentado en mi silla frente a la computadora  reaccionando a lo que había pasado, estaba confundido, no sabía si lo había soñado o si en realidad había dado a lugar esa discusión.

Ese lapso de tiempo entre la discusión y haber regresado a mi habitación, habían desaparecido de mi memoria.

Para aclarar mi mente, salí de mi habitación y fui al área común de la casa nuevamente.

La dueña de la casa me miró con mucho coraje y no me lo estaba inventando, lo sé por el reproche que hizo.

Le sonreí y le dije en son de broma:

-No se enoje, mire que va envejecer más rápido!

Pero ella no lo tomó bien y puso esa mirada, de cuando te das cuenta que no te quieren ahí.

Me sentí incómodo, así que regresé a mi habitación y comencé a pensar en lo que había pasado.

Fué ahí cuando me di cuenta que posiblemente  no había estado soñando y talvez sí había habido una discusión fuerte que molestó  a la dueña de la casa.

Pero me pareció gracioso y me ganó la risa porque era como si hubiera sido un sueño, es decir, lo recordaba a medias y no estaba seguro de lo que había pasado.

Es como esa sensación de cuando te despiertas de un profundo sueño justo en ese momento donde no sabes si está amaneciendo o anocheciendo, sientes esa confusión entre el sueño y  la realidad, ahí me encontraba .

Me quedé meditando, un inquilino, Marcos, me vió y corrió el rumor que estaba “enfermo”.

Lo que pasó fue que me encontró en una especie de glitch y corrió el rumor.

Para mi es algo frecuente que me quede viendo hacia la nada unos segundos pero al parecer eso no es algo normal y yo apenas me entero.

Un par de semanas después llegando de trabajar, me quede sentado en el sofá de la sala a ver televisión aprovechando que estaba home alone.  

Uno tras otro  fueron llegando los otros dos roommates y entre saludos me preguntaron si había visto la dueña de la casa o a Marcos, porqué ya hace días que no se dejaban ver y les parecía raro,  les dije que era muy buena pregunta y encogiendo mis hombros continué diciendo que no sabía qué decirles, insinuaron qué tal vez hasta se habían escapado juntos y nos echamos a reír.

Todos muy joviales entre bromas y charla, mientras yo cortaba un trozo de manzana,   mi mente les daba el avión y nuevamente en uno de mis “glitches “  imaginaba enterrar ese cuchillo, el que sostenía entre mis manos,  a uno de mis interlocutores.

No es la primera vez que pasa; y no es tan gracioso , en verdad.

A menudo imagino empujar a alguna persona al peligro.

Tengo miedo hacerle daño a alguien, pero por otro lado tal vez ya lo hice y lo olvidé nuevamente.

Dicen que todo comienza con un pensamiento. 

https://losangeles.craigslist.org/wst/fuo/d/pico-rivera-mid-century-modern-dresser/7305152629.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s